“¿Sabías que…?” ED WHITLOCK, NO HAY EDAD PARA CORRER UNA MARATÓN

ED WHITLOCK, NO HAY EDAD PARA CORRER UNA MARATÓN

El 13 de marzo ha fallecido Ed Whitlock y desde el Club de Maratón Ala 14 queremos rendir un humilde homenaje a este gran corredor, dedicándole unas breves palabras.

Quizás para muchos resulte un nombre poco o nada conocido, pero se trata, sin duda, de una de las leyendas de la Maratón, sobre todo entre los corredores populares, pues es un ejemplo a seguir (al menos intentarlo).

Whitlock nació en Londres y allí pasó su infancia y juventud, durante la cual practicó atletismo, sobre todo carreras de cross. Pero a los 21 años se fue a vivir a Canadá, donde empezó a trabajar como Ingeniero de Minas (en nuestro club hay varios ingenieros de minas, je, je…). No volvió a correr hasta poco después de haber cumplido los 41 años y completó su primera maratón a los 44 años. A partir de ese momento, siempre como corredor popular, empezó a dar muestras evidentes de ser un deportistas especial, lo cual se hizo aún más patente cuando se jubiló en 1989. Desde ese momento todos los días salía a correr, sin una preparación especial ni una alimentación muy cuidada. Simplemente le gustaba “andar ligero”. A todo ello ayudaba su extraordinaria capacidad aeróbica, que era similar a la de una persona de unos 30 años.

En el año 2003, cuando tenía 72 años, se convirtió en la primera persona con más de 70 años en correr la maratón ¡EN MENOS DE 3 HORAS!, concretamente con una marca de 2:59:10, que mejoró con 73 años al registrar 2:54:48. Hace unos meses, en octubre de 2016, fue la primera persona con más de 85 años en correr una maratón ¡EN MENOS DE 4 HORAS!, concretamente en un tiempo de 3:56:33. Al acabar señaló que había sentido unas pequeñas molestias en los últimos kilómetros, lo que le impidió mejorar la marca. También con 85 años logró una registro de 1:50:47 en la media maratón y hay que resaltar que en esta distancia no subió de 1:30 ¡¡¡hasta los 78 años!!!.

Ed Whitlock ostenta más de 20 marcas mundiales por edad en diferentes distancias, desde el 1.500 hasta la maratón, pasando por el 5.000, 10.000 y media maratón, pero lo más importante es la sencillez con la que lograba todas estas hazañas, lo que le convierten en un corredor modélico, en el que nos deberíamos mirar cuando no hagamos nada más que buscar excusas para no salir a correr o creamos que somos muy mayores para seguir practicando este deporte. DESCANSE EN PAZ.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion